FUEGO

Es un herbicida sistémico no selectivo post – emergente, para el control de malezas gramíneas, ciperáceas y de hoja ancha, tanto anuales como perennes.

Las aplicaciones deben ser dirigidas a las malezas. En contacto con el suelo se inactiva. No deja residuos en el suelo, por ser biodegradable.

Es absorbido por las hojas y se trasloca por el floema a toda la planta. Actúa sobre la actividad enzimática responsable de la formación de los aminoácidos aromáticos esenciales y otros importantes productos químicos endógenos como la lignina, fenoles y ácido indolacético; provocando de esta manera el amarilla miento progresivo de las hojas, marchitamiento y posterior muerte de las malezas.

FUEGO® es un herbicida altamente sistémico y su acción se hace rápida (15 días) en condiciones de temperaturas altas, por el contrario en temperaturas bajas el efecto del herbicida se hace lento (30 días), en malezas perennes esperar un mínimo de 30 días antes de volver a remover el terreno ya que este periodo permitirá que el producto se mueva a los rizomas de las malezas perennes aumentando así el nivel de control.

FUEGO® debe ser aplicado realizando una mezcla previa en el tanque de aplicación, el pH recomendado debe ser ligeramente ácido (5.0 – 5.5) lo que facilitará la estabilidad de la molécula, además tener en cuenta que las aguas con altos niveles de carbonatos (mayores 150ppm) también generarán una posible hidrólisis del producto.

FUEGO® debe ser aplicado con equipos convencionales de aplicación y teniendo en cuenta la deriva a cultivos cercanos ya que este producto no es selectivo, lo que puede generar una posible fitotoxicidad, este producto puede aplicarse en pre siembra en campos infestados con malezas perennes, el producto al caer al suelo será inactivado por el complejo arcillo húmico, tener cuidado con los suelos arenosos o franco arenosos ya que estos suelos no degradan este herbicida y podrían presentar una fitotoxicidad en el cultivo a trasplantar o sembrar.

FUEGO® es compatible con la mayoría de plaguicidas de uso común excepto con polvos mojables como 2,4-D que tienden a disminuir el grado de actividad foliar. Se recomienda realizar una prueba previa de compatibilidad.